Beneficios del ahorro energético

0
364

La posibilidad de alcanzar unas cotas de eficiencia energética interesantes en las viviendas va a ofrecer dos ventajas fundamentales: disminuir el gasto domiciliario y contribuir a la sostenibilidad ambiental. La idea principal es adoptar hábitos de consumo más racionales, y elegir los sistemas más eficientes.

termostato temperatura

Hábitos de consumo diarios

Hay muchas pautas cuyo cumplimiento va a favorecer un mayor ahorro energético. Entre las más principales:

  • Instalar termostatos para la regulación de la temperatura interior del domicilio, optimizando los tiempos.
  • Disponer, en la vivienda, de electrodomésticos eficientes, desde el punto de vista de su clasificación energética.
  • Las calderas de condensación aportan uno de los mejores rendimientos, y un consumo moderado.
  • La instalación de contadores individualizados por vivienda hacen posible un registro individualizado del consumo de cada vivienda, lo que contribuye a motivar para un gasto energético controlado.,
  • Las bombillas de bajo consumo son otro factor clave para ahorrar en casa.
  • Un elemento a tener en cuenta en toda instalación que se realice es acercar físicamente, todo lo posible, el lugar de consumo de energía a la generación de la misma.

En el ámbito de las buenas prácticas de empleo de las instalaciones de calefacción, es muy aconsejable evitar cambios bruscos de temperatura. Ante la disyuntiva de si es más económico apagar y encender la caldera diariamente o mantenerla de forma continua en unos mínimos, sin duda alguna lo segundo es lo más recomendable. Hay que saber que a cada grado centígrado que se incremente, se sigue un repunte en el consumo cercano al 10%.

Otra variable importante, en materia de calefacción, es un óptimo estado de la caldera, con los mantenimientos oportunos, sobre todo en materia de los quemadores. Los radiadores de aquellas habitaciones que no se usen pueden estar inutilizados o cerrados, para evitar un consumo inútil.

Sistemas domóticos

Fruto de la evolución tecnológica se utilizan en la actualidad los sistemas domóticos, desarrollados como herramientas que hacen posible un seguimiento eficaz  del consumo de electrodomésticos, puntos de luz, equipos de refrigeración y circuitos de calefacción, lo que constituye una gran ayuda para la gestión individualizada del consumo y evitar grandes oscilaciones y su consecuencia en el consumo.

Cargas resistivas e inductivas

La carga es cualquier dispositivo que absorbe energía en un sistema eléctrico. Los electrodomésticos y todo tipo de aparatos se dividen en dos grupos de cargas:

  • Cargas resisitivas. Son aquellas caracterizadas porque la energía eléctrica no genera movimiento sino calor. Entre sus ejemplos está todo tipo de resistencias, planchas, lámparas y focos, radiadores, etc.
  • Cargas inductivas. En ellas la electricidad se genera a través de bobinas. Las encontramos en la mayoría de los aparatos y electrodomésticos, como televisores, lámparas, lavadoras, frigoríficos, etc.

Certificación CE y ROHS

Siguiendo las normativas y directivas provenientes de la Unión Europea, cualquier producto que se fabrique, distribuya y comercialice en los países comunitarios tiene que llevar el distintivo CE y cumplir la directiva ROHS, que regula la venta de aparatos electrónicos dentro de la Unión Europea. Estos dos marcados garantizan que el producto cumple la normativa europea.

El que un producto lleve este marcado CE implica que cumple una serie de directivas y normativas de ámbito Europeo. En este sentido, la etiqueta energética aporta una información útil sobre las peculiaridades energéticas de cada aparato, los niveles de consumo de energía, con el uso de letras que oscilan entre la A+++ y la D, en siete niveles diferentes, donde la A+++ indicaría la máxima eficiencia y la D la mínima.

Todos debemos ser conscientes y responsables de efectuar un consumo de energía moderado para salvaguardar y proteger el medio ambiente, a la vez que fomentamos una sostenibilidad económica moderada de los sistemas energéticos que utilizamos.