Inversiones financieramente sostenibles

0
449

Las inversiones se llevan a cabo sobre todo para la consecución de un beneficio determinado. Sin embargo, en función del riesgo, volumen de recursos, objetivos a conseguir y según el horizonte temporal marcado, existen diferentes tipos de inversiones. Las inversiones a corto plazo suelen generar un interés corto, y un riesgo mayor. El inversor que tiene la paciencia de buscar beneficios continuados en el tiempo, tendrá en cuenta más factores en la compañía o los valores en los que invierte, como es el caso de su sostenibilidad.

sostenibilidad

Concepto de sostenible

Por un lado, se entiende por sostenible el poder disfrutar de una situación económica y financiera con estabilidad, que asegure la presencia en el mercado a medio y largo plazo. Entre los indicadores que se manejan están los recursos propios disponibles, la deuda que se debe afrontar y la rentabilidad de los recursos. En este sentido, las compañías que cuentan con un nivel alto de recursos propios con el que responder a las deudas, también son las más sostenibles y las que mayores beneficios pueden generar.

La sostenibilidad también se refiere al tipo de inversiones a que se destinan los recursos, si son respetuosas con el entorno, el medio ambiente, etc. No se trata sólo de conseguir una elevada rentabilidad, sino que los fondos se destinen a una organización que sea responsable en el medio social y el medio ambiente. Se trata de otorgar preferencia al destino de lo invertido y que se esté dispuesto a sacrificar parte de rentabilidad para conseguir un bien social.

Sostenibilidad de la marca

En muchas ocasiones, contar con una imagen de sostenibilidad es la mejor forma de obtener beneficios. La sociedad actual está cada vez más concienciada de la responsabilidad social y corporativa. Por tanto, una compañía que opere de acuerdo a todos estos valores, conseguirá más ventas y mejores beneficios.

Entidades locales

La Federación de municipios y provincias solicitó en su día, y se ha establecido el marco leal para ello, que las Entidades Locales con superávit o remanentes positivos de tesorería, que no hayan sobrepasado los límites de deuda autorizados, tendrán la posibilidad de dedicar sus excedentes presupuestarios a inversiones sostenibles.

De esta forma, los Ayuntamientos, Diputaciones, Consejos y Cabildos van a poder destinar su superávit a programas presupuestarios diversos, bien sean de saneamiento y abastecimiento hidráulico, tratamientos de residuos, alumbrado público y proyectos destinados a la protección del medio ambiente, actividades relacionadas con la industria, energía y comercio; la ordenación y promoción turística; la promoción, mantenimiento y desarrollo del transporte; infraestructuras del transporte, parques y jardines; protección del Patrimonio Histórico-Artístico; carreteras y diferentes vías, gestión patrimonial, etc.

En este sentido, estarán excluidas de estas partidas de aplicación de los excedentes de tesorería las inversiones que tengan una vida útil menor a cinco años y las referidas a la adquisición de mobiliario, enseres y vehículos, salvo los destinados a prestar un servicio público de transporte. Con el fin de servir de garantía para la estabilidad financiera del municipio o corporación municipal, los expedientes tienen que aportar una memoria económica específica que recoja los efectos presupuestarios y económicos que se deriven de la inversión a lo largo de los diferentes programas.